Científicos mexicanos de la Universidad Veracruzana(UV) desarrollan biosensores


Investigadores mexicanos trabajan en el desarrollo de biosensores, de tamaño nanomético, capaces de realizar un diagnóstico “rápido, seguro y eficaz” de enfermedades como el dengue o el cáncer cervicouterino.

El proyecto forma parte de los trabajos que se realizan en el Centro de Investigación en Micro y Nanotecnología de la Universidad Veracruzana.

Claudia Mendoza, investigadora del laboratorio de bionanotecnología del Centro que dirige el proyecto de los biosensores, espera que en tres años puedan realizarse las primeras pruebas in vitro de estos dispositivos.

Los investigadores que impulsan la creación de los biosensores buscan que éstos no se queden sólo en la etapa del diagnóstico.

Mendoza señala que el proyecto pretende crear biosensores que realicen tratamientos a nivel molecular. Estos biosensores forman parte de los desarrollos científicos que se realizan en el mundo de la nanotecnología, disciplina que todo lo mide en nanómetros, una medida de longitud que representa la milmillonésima parte de un metro. Estos biosensores podrían ser más pequeños que una célula.

La nanotecnología es una de las áreas que más desarrollos promete para los próximos años. Incluso, para muchos es una disciplina que marcará la siguiente revolución tecnológica.

En México, existen varios proyectos de investigación en nanotecnología. Varios de ellos se desarrollan en el Centro de Investigación en Micro y Nanotecnología de la Universidad Veracruzana. Por ejemplo, además de los biosensores, los científicos del lugar también trabajan en la creación de biomateriales que puedan servir como reemplazo de hueso y cartílago, para diseñar nuevas prótesis.

También trabajan en biolubricantes, obtenidos a partir de aceites vegetales y animales, y no del petróleo.

La intención con este desarrollo, explica la investigadora Teresa Hernández, es que la industria lo pueda utilizar como una alternativa ecológica.

Pedro García, director del Centro de Investigaciones en Micro y Nanotecnología de la Universidad Veracruzana, explica que pese a las limitaciones económicas que enfrenta la ciencia en México, los investigadores han logrado tener avances en sus proyectos. Pero advierte: “Si el país no impulsa la innovación tecnológica en el área de la nanotecnología, se quedará atrás en el panorama mundial, como le sucedió en el campo de la microelectrónica”.

Los proyectos que realiza el Centro de Investigaciones en Micro y Nanotecnología fueron presentados durante la tercera edición regional del Taller Jack F. Ealy de Periodismo Científico, que concluyó ayer en Veracruz. El último día del taller también incluyó una visita al Laboratorio Estatal de Salud Pública, sede del único laboratorio de Bioseguridad Nivel 3 que funciona en el país y el primero en realizar diagnósticos en la población.

Este laboratorio funciona con altas medidas de seguridad y bajo los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que en él se trabaja con los virus que provoca el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) y la tuberculosis. También trabaja en la metodología para que pueda analizar bacterias que causan el ántrax, brucellosis y tularemia.

En el taller de periodismo participaron poco más de cien periodistas. Esta actividad es organizada por el Instituto de las Américas, la Fundación Ealy Ortiz y EL UNIVERSAL.

Fuente: El Universal