Nano SIM, la nueva generación de tarjetas SIM

Cuando Apple empezó a utilizar las tarjetas micro SIM, muchos pensaban que la competencia adoptaría el nuevo formato tan rápido como pudiesen. El tiempo ha confirmado que no ha sido así, y además del iPhone 4S son muy pocos los terminales que utilizan estas SIM de pequeño tamaño.
Nano SIM es una evolución sobre las micro SIM, pasando de 15×12 a 12×9 milímetros, y siendo un poco más delgadas (de 0.76 a 0.646 milímetros). Este nuevo formato permitiría optimizar el espacio del hardware de un teléfono, manteniendo su tamaño externo pero con mayor volumen para ciertos componentes. Digamos que la evolución entre las SIM tradicionales y las Micro SIM podría repetirse ahora con las nueva Nano SIM.
Es evidente que unos pocos milímetros pueden significar mucho en un teléfono móvil donde todos sus componentes están estudiados para ocupar el mayor espacio posible. No obstante, no me remito a la teoría si no a la práctica: ¿cuál ha sido la diferencia de usar SIM a Micro SIM? En el mercado existen excepcionales terminales (en términos de rendimiento) que usan la SIM tradicional. ¿Realmente es representativo ese pequeño volumen ganado, o existen otros factores más importantes? Yo soy más bien de esta segunda opción.
Es obvio que la evolución hará que las SIM sean más pequeñas, y el camino ha ido avanzando en los últimos años. SIM, micro SIM y ahora nano SIM. En un futuro seguirán siendo más pequeñas, y la lógica me dice que más a largo plazo no existirán las tarjetas SIM. Vendrán integradas, posiblemente como un pequeño chip de memoria (con unos pocos kilobytes es más que suficiente) en la propia placa base del teléfono.
Fuente : xataka